Desarrollo Hoy y Sostenibilidad

The Purpose

  1. DESARROLLO HOY
Desarrollo Hoy Cuando el mundo entiende por desarrollo la capacidad de crecer, por meta la rentabilidad y la efectividad como medio para alcanzarla, las mentes más brillantes parecieran no estar abiertas a posibles mejores modelos. También surgen intelectuales económicos y de la administración que nos llaman a reflexionar en un mejor balance entre competitividad y solidaridad. Al final muchas buenas intenciones y pocos buenos resultados. Surgen los esfuerzos multi-naciones y los goles del milenio y se logran grandes mejoras para seres humanos que salen de la pobreza extrema a una limitada sobrevivencia, pero los males parecieran reproducirse más aceleradamente que los efectos positivos de metas alcanzadas. Ante esto, somos todos los llamados a pensar en un nuevo modelo que nos incluye como actores sociales dentro de una mejor propuesta de desarrollo. Un Desarrollo Sostenible. El análisis simplista del problema sitúa como mayor mal a una corrupción enraizada no solo en la clase política, sino en la misma cultura de los pueblos, pero en una mejor y más profunda autocrítica, no basta con encontrar como única causa a una corrompida humanidad. En realidad, la mayor causa es la indiferencia de nuestra civilización ante la miseria humana, el despilfarro de los recursos y la destrucción del planeta. Debemos comenzar a diseñar y ejecutar un nuevo modelo de Desarrollo Sostenible. Uno que coadyuve a satisfacer las necesidades mínimas que saquen al 15% de la población mundial todavía víctima de la pobreza extrema, a un estado de sobrevivencia sostenible y que esta transición e inclusión agregue personas a un mundo donde las necesidades básicas pueden ser satisfechas, sin destruir a un planeta ya suficientemente dañado. El acceso a recursos básicos, mejor utilización de los recursos en general, mejores y más limpias fuentes de energía, son todos temas trascendentales del desarrollo de hoy, para que sostenible e incluyentemente operemos de tal forma que nos permitimos un mañana.
Sin embargo, desequilibrios ambientales y del eco-sistema, el déficit social, el vacío y el descontento humano, nos hace reflexionar si la sobrevivencia del más apto y refinados modelos económicos basados en rentabilidad y eficiencia de nuestra era industrial, es lo mejor a lo que puede aspirarse para el concepto de Desarrollo. Por décadas profetas de la economía y de las ciencias sociales, han advertido que nuestros abusos al planeta y el desprecio al bienestar del prójimo, podrían traernos graves consecuencias. Crisis como la financiera-global de 2008- 09, convierte a los principales impulsores de la acumulación de riqueza desenfrenada, en graves  afectados por un sistema necesitado de mayores reflexiones éticas y de sostenibilidad. Surge la pregunta entre académicos de buena voluntad de toda disciplina: ¿Qué es lo que estamos haciendo mal? Por respuesta callan los actores de mala voluntad para no responder que tras un mal aplicado Darwinismo cultural, izaron banderas de una avaricia implacable al autonombrarse los más aptos para sobrevivir. El grave problema es que las sociedades en general se siguen enfermando cual partida de ajedrez, donde no se sacrifican piezas ni se mueve a insignificantes jaques, sino a un camino conducente a un jaque mate para la humanidad. Entonces surgen los modelos a veces asertivos, a veces tibios, de todo tipo de parches para el sistema económico: La economía circular, una nueva concepción de las externalidades y la microeconomía, el capitalismo consciente, la responsabilidad social corporativa, las protestas verdes y una gama de organizaciones sin ánimo de lucro.

Posted in:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *