Gobierno Corporativo, Programa de educación ejecutiva en Yale-SOM

  1. Programa Yale

22/04/2015

Cincuenta CEOs y Directores de Consejos de Administración (CdeA) latinoamericanos se reúnen la semana del 20 al 24 de abril en Yale-SOM para compartir y enriquecerse de una experiencia académica única sobre Gobierno Corporativo (GC).

De variadas industrias y desde el extremo sur del continente hasta México, Centroamérica y Miami se crea un espacio de reconocimientos prácticos combinado con elementos académicos de mejores prácticas sobre las exigencias para una correcta dirección de las organizaciones.

Se revisa desde los conceptos básicos del rol del GC, la responsabilidad social dentro de la estrategia corporativa y la tesis de valor compartido, pasando por discusiones de que hace grande [y ganador] a un CdeA, los asuntos fundamentales del GC en la toma de decisiones estratégicas, de decisiones éticas, de manejo de conflictos de interés y de los retos a los que se enfrenta un CdeA en la actualidad.

El manejo de las organizaciones, la definición y enunciados de identidades corporativas, objetivos y estrategias, pasan por la dinámica de entendimiento de quien es el que dirige, así como la relación entre accionistas, directores y gerencia, También se vuelve fundamental la discusión de las métricas de desempeño versus propósito y como esto afecta la sostenibilidad y longevidad de las organizaciones, hoy con enfoques de corto plazo (short-termism).

La segunda década de este siglo y hacia adelante, requiere de CdeAs que puedan dirigir, que adquieran serios compromisos por defender los patrimonios de los accionistas, pero a la vez y con un enfoque más amplio que contempla lo económico, financiero y social, velar por el desempeño de la organización – donde también se considere el largo plazo y el cumplimiento del propósito.

CdeAs muy bien equilibrados y con equipos muy capaces y conocedores de sus organizaciones han estado operando cuando catástrofes y escándalos se han dado en el mundo corporativo, con repercusiones nacionales y hasta globales. Entonces, aunque es recomendado integrar un CdeA que a) Cree un clima de confianza y candor, b) Promueva una cultura de disenso abierto, c) Utilice un portafolio fluido de roles, d) Asegure responsabilidad individual y e) evalúe el desempeño del CdeA y de sus miembros, harán falta otros elementos adicionales.

Programa de educación ejecutiva en Yale-SOM

Foto: The Purpose

Se requiere de enfoques y competencias que pasan más allá de reunir elementos que se complementan, pasa en primer lugar por contar con individuos que en conjunto puedan crear un órgano de administración fuerte y conocedor que lo proyecte con carácter y un comportamiento ético inquebrantable.

Habrá que ver como los elementos de ética, responsabilidad social y un conocimiento más claro del entorno dejan de ser optativos y se comienzan a ver como las nuevas prácticas fundamentales del CdeA. Lo que sí parece ser muy claro es que ya no es más el tiempo de recurrir a allegados sin la suficiente capacidad, para conformar un órgano tan trascendental de dirección de las organizaciones.

Posted in:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *