Sostenibilidad y Yo: Salud y Vivienda

Sostenibilidad y Yo

  1. the goonies urban development silouette

Por Luis Enrique Solórzano

Fuerzas laborales viviendo en áreas con falta de

recursos, amenazas criminales o de condiciones

que no permiten niveles mínimos de salud,

convierten los problemas personales en barreras

al desarrollo no solo personal sino también social.

La migración a las áreas urbanas, dentro de mal planificadas ciudades, no se convierte solo en el conjunto de problemas municipales de agua, tránsito, servicios de seguridad y abastecimiento. Son como toda mala planificación, causas del subdesarrollo.

No existe suficiente interés a nivel municipal, departamental ni nacional en crear ciudades más eficientes, cómodas y resilientes. La iniciativa privada aparentemente tampoco encuentra un gran negocio para actuar hacia la resolución de este creciente problema.

Pero esta temática de vivienda es un problema de todos y cómo termina sucediendo, cuando es problema de nadie, terminamos buscando soluciones que apliquen a cada uno de nosotros en lo personal, sin dedicar mayor esfuerzo como ciudadanos, empresarios, líderes o servidores públicos a pensar en un verdadero mejor vivir.


ecstaticist / VisualHunt.com / CC BY-NC-SA

 

La temática de vivienda y planificación urbana o rural afecta el desarrollo de los pueblos, economías y finalmente de las personas.  Hay repercusiones en estilo de vida, prosperidad y bienestar.

 

En un tema paralelo, inter-relacionado, la salud pareciera no ser necesidad y no se extraña hasta que hace falta.

Pero la suma de falta de acciones preventivas básicas en alimentación y salud, afectan negativamente el estilo de vida, frenando el desarrollo de pueblos, familias e individuos.

Vivienda y salud como factores directos inmediatos de bienestar personal, se constituyen al estar ausentes en claras barreras al desarrollo sostenible.

En temáticas mundiales se enfoca como prioridades para corregir dentro del desarrollo sostenible, las afecciones sociales del Sida y la malaria; causas críticas del subdesarrollo en regiones subsaharianas. Muchas organizaciones mundiales de salud ponen recursos y esfuerzos para romper este triste ciclo.

Sin embargo en países del sudeste asiático y de similitud a nuestras más cercanas realidades, son flagelos terribles las enfermedades originadas en desnutrición infantil, fuentes infectadas de agua; muchas relacionadas con educación o escasez de recursos.

Ya sea en África, Asia o Guatemala, es difícil trazar la línea en factores de desarrollo como acceso al agua, seguridad alimentaria y educación, de los pilares para un mejor vivir y bienestar como lo son salud y vivienda.

Lo que sí es fácil es determinar la directa relación que salud (o falta de salud) y vivienda tienen en la subsistencia, estilo de vida, productividad y posibilidad de salir adelante para una comunidad.

Los estados parecen haber encontrado fuentes de beneficios personales para funcionarios y empresas prestadoras de servicios en la administración de la salud.  La corrupción se enraíza y destroza la posibilidad de un futuro ínfimamente aceptable para las mayorías.

Los órganos estatales encargados de planificar la vivienda tanto en las ciudades como en el campo, parecen también estar fracasando.  Es también muy triste oír de organizaciones extranjeras de apoyo y desarrollo que se retiran del país por que la corrupción les impide brindar ayuda si no se beneficia a algún administrador público en el camino de la ayuda.

Como agentes de cambio, desde la sociedad civil, los ciudadanos comunes, empleados con fuentes sostenibles de subsistencia o los empresarios, debemos estar conscientes del impacto de la salud y la vivienda en el bienestar y desarrollo de nuestra nación. 

Desde colaboración directa, hasta la demanda ciudadana por operación más efectiva, sana y ética de funcionarios, impactaremos el bienestar general, si primero recapacitamos en la relevancia de la vivienda, la salud y lo que yo pueda hacer en apoyo.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *